La pasada semana se celebraba la pandorga, la fiesta grande de Ciudad Real, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional. 

Tradicionalmente la celebración siempre ha durado varias semanas, con eventos culturales, gastronómicos y musicales que se vienen celebrando desde la segunda quincena del mes de julio. 

La protagonista de la Pandorga es la Patrona de Ciudad Real, la Virgen del Prado y es que en honor a ella se organizaban todos los actos, siendo el principal la ofrenda floral.

¿En qué consiste esta fiesta? Por si hay algún despistado que no está muy al tanto de nuestras tradiciones, os contamos su origen e itinerario:

La tarde del 31 de julio, en torno a las ocho de la tarde, dan comienzo los actos oficiales con la proclamación del Pandorgo y el nombramiento de la Dulcinea y sus damas.

Después del acto de presentación del Pandorgo, la Dulcinea y sus damas, da comienzo el desfile de peñas, grupos de folklore, asociaciones y ciudadanos, jóvenes y mayores, de toda la provincia que, ataviados con los trajes regionales o bien con la vestimenta oficial de la pandorga (vaqueros, camiseta blanca y pañuelo de yerbas) recorren las calles centrales de la ciudad hasta llegar a la Catedral de Santa María del Prado, para entregar a la virgen la ofrenda de flores, frutos y productos del campo, como agradecimiento de las cosechas.

Esta es una tradición secular que se remonta a varios siglos atrás. Tras la ofrenda llega el momento de “la convidá”. El Pandorgo, haciendo honor a su condición de anfitrión y representante de la fiesta, invita a todos los presentes a un vaso de limoná (bebida a base de vino blanco, limón y azúcar) y al puñao (garbanzos tostados).

Comienza el Festival Nacional de Seguidillas, en el mismo paseo del Prado, en el que bailarán tanto grupos locales como otros de ámbito nacional, sus tradicionales seguidillas.

La fiesta continúa durante la noche en los Jardines del Prado con los grupos folklóricos bailando a la patrona y en las distintas plazas con música de grupos melódicos, pop y rock, del gusto de los más jóvenes.

El colofón llegará pasada la media noche, cuando los toros de fuego hacen su aparición en la zona del Torreón, persiguiendo a todos los valientes que siguen en la celebración y se atreven a salir al paso del artilugio metálico cargado de fuegos artificiales.

Este año, sin embargo, por las circunstancias no ha podido desarrollarse de la manera habitual. Aunque algo más “relajadas” que el pasado año, este verano tampoco hemos podido disfrutar de las fiestas de la pandorga como nos hubiera gustado. 

Aunque hemos podido disfrutar de conferencias, talleres de baile, concursos de fotografía, actividades para niños, conciertos en espacios abiertos y el tradicional nombramiento de Pandorgo y Dulcinea, este año Ciudad Real no ha podido contar con sus actos multitudinarios como consecuencia de la pandemia.

Así lo anunciaba el pasado miércoles la alcaldesa de Ciudad Real, Eva María Masías, que acompañada del presidente de la Hermandad de Pandorgos, Agustín Cantero, dio a conocer el programa de las fiestas de este año 2021, para las que se apela a “la cautela” y “la responsabilidad” de los ciudadanos para cumplir las medidas sanitarias.

Hay que agradecer, no obstante poco a poco la situación vaya mejorando y la hostelería de nuestra ciudad pueda permanecer abierta y con gran afluencia de clientes. 

Del mismo modo, celebramos que el ambiente durante estas semanas en nuestra localidad siempre sea de lo más animado, que los comercios tengan movimiento y que nuestra comunidad colabore para el crecimiento común.

Ahora toca prepararse para la feria, que aunque también requiera de “cautela” y “responsabilidad”, intentaremos disfrutar como solo nosotros sabemos. 

¡Hasta la próxima semana vecinxs!