Basándonos en las prácticas de las grandes superficies y en todas las oportunidades que brinda la transformación digital, hemos recogido una serie de recomendaciones que pueden volver al pequeño comercio más competitivo. Es necesario que os adaptéis a los cambios y realicéis las modificaciones y optimizaciones necesarias. 

Estas estrategias están enfocadas en el medio y largo plazo, pero acaban funcionando si se apoyan en las nuevas tecnologías, el marketing online, la calidad de servicio, la fidelización, la innovación y la cooperación empresarial.

Como siempre os decimos, es necesario adaptarse a los tiempos y a la tecnología. Por ello, es necesario innovar en el sector retail, por ejemplo. Es importante que te conviertas en una tienda de referencia y, para ello, debes tener una buena presencia online. De esta forma, además de atraer a clientes en tu zona, atraerás otro tipo de comerciante. 

Crea una página web corporativa que llame la atención. Debe ser sencilla y adaptarse a todos los tamaños de pantalla. Además, un buen consejo es fichar tu comercio en Google My Business. Esto te permite aparecer en Google Maps y en los resultados más mostrados de Google. Aquí puedes incluir tu horario, datos de contacto, enlace a la web…

Además, si buscas darte a conocer, el marketing online es lo que necesitas. Para ello, debes impulsar acciones de marketing online. Esto te va a permitir alcanzar la visibilidad y autoridad que necesitas  en función de la estacionalidad para conseguir tráfico primero y conversiones más tarde. Una buena estrategia online  en estos momentos es utilizar herramientas de marketing para triunfar en rebajas

Las rebajas como tradicionalmente las conocíamos ya no existen. Ahora, el consumidor está acostumbrado a tener descuentos durante todo el año. Internet y el comercio electrónico hace que sea posible encontrar aquello que deseas al mejor precio. Aunque no tengas productos como tal, tú también puedes hacer rebajas o incentivos con la finalidad de mejorar tu negocio.

Si únicamente estás preocupado en valorar los precios que estás poniendo, es probable que el usuario haya gastado su presupuesto antes de llegar a tu tienda. Por eso, es necesario que trabajes aspectos que te ayuden a diferenciarte, ofrezcan valor, posicionen mejor a tu marca de la mejor manera posible.

  • Atraer nuevos clientes y fidelizar a los habituales. El periodo de rebajas puede ayudarte tanto a conseguir nuevos clientes como a que se queden aquellos que ya tienes. La idea es que podamos mostrar nuestra propuesta y diferencia de valor con respecto a nuestra competencia. Puedes atraer con fantásticos precios, pero se quedarán gracias a nuestra estrategia. 
  • Aumentar ventas a corto plazo. La idea es que el margen que pierdes en las rebajas, lo puedes compensar con un aumento considerable de las ventas. Por tanto, promociona bien tu oferta, de forma original y con fuerza, con la intención de que llegue a otros usuarios. 
  • Cuida y protege tu marca y tu establecimiento. Ten cuidado con los detalles. Debes llamar la atención del cliente y mostrar que estás de rebajas, pero sin descuidar otros aspectos como los productos que muestras. Descuidar tu marca sería nefasto a largo plazo. 
  • Plan de comunicación efectivo. Además del escaparate, una estrategia de SEM en rebajas y difusión a través de redes sociales es una forma magnífica de atraer compradores. 
  • Rebajas personalizadas. Puedes mandar ofertas exclusivas a diferentes clientes. Además de fidelizarlos conseguirás aumentar considerablemente las ventas.