¡Hola a todxs! Aquí estamos una semana más en nuestro blog de #comerciociudadreal, como sabéis normalmente nos dirigimos a los comercios, dando algunos tips o contando la historia de cómo surgieron diferentes proyectos de nuestra ciudad.

Hoy en nuestro blog, nos dirigimos a los vecinos de nuestra localidad, al conjunto de la población de la cual dependen los bares, comercios y negocios de Ciudad Real.

Entre todos tenemos la responsabilidad de ayudar a las pequeñas empresas a sobrevivir a estos tiempos extraños. Por eso hoy hemos reunido 10 hábitos que podemos interiorizar fácilmente para apoyar al pequeño comercio.

1.- Toma conciencia y piensa bien dónde comprar

A veces creemos que la opción de compra más rápida y barata es acudir a grandes superficies o plataformas. Puede que todo lo que necesites lo puedas encontrar en Amazon, pero ¿no puedes encontrar lo mismo en la tienda de la esquina o en una tienda online nacional? Antes de tomar una decisión de compra, debes investigar.  Comprar en pequeñas y medianas empresas beneficia no solo al empresario de estos espacios, sino a la economía de tu entorno, algo vital para poder superar esta crisis.

2.- Búscalos en las redes sociales y sigue sus perfiles

La gran mayoría de las pequeñas empresas cuentan con perfiles de sus negocios en las redes sociales. Es una gran forma de conocerlos mejor y enterarse de sus últimas novedades y promociones. Además, seguir a tu tienda de confianza ayudará a que su aumento de seguidores motive a muchas más personas a confiar en ese negocio.

3.- Comparte tu experiencia con tus amigos y seguidores

Los pequeños comercios no pueden invertir en publicidad los millones que gastan las grandes marcas, por eso es tan importante nuestra ayuda. Si compras o utilizas sus servicios, y tu experiencia ha sido positiva, compártelo con tus amigos y seguidores. Además, si participas en algún foro local, también puedes recomendar a ese negocio si alguien pide consejo. El boca a boca es la herramienta publicitaria más antigua del mundo y todavía sigue siendo muy efectiva.

4.- Interactúa con sus publicaciones en redes

Darle Like a una publicación en redes ya no es suficiente. Si de verdad te gusta esa publicación, la mejor forma de ayudar es dedicarle unas palabras para mostrar tu apoyo y compartir tu opinión y experiencia con el resto de la comunidad.

5.- Deja una reseña positiva

Las reseñas son importantísimas para el pequeño comercio porque cada vez más consultamos las opiniones de otros usuarios antes de decidirnos a comprar o elegir un servicio.

Si has realizado una compra y te ha gustado el servicio puedes compartir tu opinión en Google, en su sitio web, su página de Facebook o incluso enviarles un correo electrónico con tu opinión sobre el producto, para que luego puedan utilizarlo como reclamo en sus diferentes plataformas.

6.- Suscríbete a su newsletter

Si el comercio local tiene una web, o es un negocio online, seguro que tiene una newsletter. No lo dudes, ¡suscríbete! Con las newsletters podrás mantenerte al día, conocer sus últimas novedades, productos e información. Registrándote y compartiendo su enlace les ayudarás a aumentar su lista de correo electrónico.

7.- Aprovecha sus descuentos y promociones

Canjea los vales descuento antes de que caduquen, así la tienda podrá medir el éxito de su campaña y verá el retorno de su inversión. Si no vas a utilizarlo regálaselo a alguien que pueda beneficiarse de él. Puede que sea la primera compra de esta persona y estés ayudando a tu tienda de confianza a ganar un nuevo cliente.

8.- Utiliza las tarjetas regalo

Muchas tiendas de barrio también disponen de sus propios vales o tarjetas regalo con las que puedes obsequiar a tus conocidos en ocasiones especiales. Esta también es una buena herramienta de captación de clientes para el comercio local, así que utilízalas y sorprende a tus seres queridos.

9.- Consume de forma recurrente

No debemos consumir solo por solidaridad si no porque ese producto o servicio nos está cubriendo una necesidad, y además lo hace de una manera personalizada, cercana y asesorada. Ayudamos a que el comercio local sea sostenible si consumimos en nuestras tiendas de confianza de forma recurrente, dentro de nuestras posibilidades y teniendo en cuenta también el tipo de producto o servicio que se ofrece.

10.- No canceles, aplaza o reserva

Las nuevas normativas pueden afectar a numerosas empresas, además con dudas sobre su duración… Por eso si tenías una reserva, por ejemplo en un hotel, no la canceles, aplázala. Si quieres las últimas novedades de tu librería de confianza, resérvaselas para cuando la cosa esté más estable y te puedas acercar por la tienda física.