Una de las cuestiones básicas cuando se habla de digitalización del pequeño comercio es la venta a través de Internet. Pero ¿puede tener visibilidad un pequeño comercio en Internet o queda sepultado por grandes plataformas? Lo cierto es que depende mucho de la orientación que tenga dicho comercio. Si estamos compitiendo en el mismo segmento y con los mismos productos que podemos encontrar en grandes plataformas, es muy complicado.

En ese caso la única opción es subirse al carro de la plataforma y competir. Porque seguramente son otras pequeñas empresas las que están vendiendo también en ella. ¿Podemos vender a los mismos precios que ya oferta la competencia, asumir costes de envíos, más la comisión de la plataforma y que nos quede margen? Esta es la cuestión clave. ¿Cuánto tenemos que vender para que nos resulte rentable todo el trabajo efectuado? Porque si al final nos queda muy poco margen, sería más interesante hacer promociones en el negocio local, con ese mismo margen pero atrayendo y fidelizando a un cliente local.

Pero hay otras alternativas para ganar visibilidad y vender a través de Internet. Empezando por realizar un buen trabajo en redes sociales. Aquí existen dos problemas, muchas empresas no saben cómo hacerlo y tampoco les sobra el tiempo para comenzar a aprender y luego desarrollar toda una estrategia que les facilite ganar esa visibilidad. Por otro lado quizás los clientes que buscan y conocen no están en estas redes sociales.

En estos casos lo ideal es acudir a una campaña publicitaria en Google, Facebook o cualquier otra plataforma similar. Ocurre lo mismo que en las redes sociales, muchos negocios no tienen conocimientos, ni tiempo para diseñar una campaña de anuncios que sea rentable. Todavía si tienen algo de presupuesto pueden crear un anuncio en Google Ads, pero lo más probable es que acaben pagando mucho más por cada clic de lo que debería.

Es una opción muy efectiva, pero depende del presupuesto que tenga cada negocio. Una campaña bien diseñada con poco presupuesto puede resultar muy rentable. La clave es que sea una inversión, que exista un retorno de este dinero dedicado a la campaña y que se traduzca en ventas. De esta forma se puede ir mejorando el presupuesto para sumar más acciones y ganar visibilidad.

Por último una cuestión básica es disponer de una página web o al menos una página de aterrizaje bien diseñada. Tenemos que tener claro qué es lo que queremos una vez que hemos captado la atención del cliente, ¿queremos que vengan hasta nuestra tienda? ¿Qué nos llamen por teléfono? ¿Qué nos hagan un pedido por WhatsApp o a través de nuestra tienda online?

No solo se trata de tener visibilidad, sino también de una vez que hemos logrado la atención del cliente ponérselo lo más fácil posible para que finalice su compra. Y por supuesto estar disponibles para solventar cualquier duda que pueda surgir a lo largo del proceso.
A través de nuestra plataforma www.comerciociudadreal queremos dar facilidades a los comercios de Ciudad Real en este aspecto, para que sepan identificar su hueco de mercado y puedan comenzar a vender sus productos de forma online. No dudéis en contactarnos.